Comunicado oficial: Alzamos la voz en defensa de Consejo Nacional de Productores y su Programa de Abastecimiento Institucional

Alzamos la voz en defensa de Consejo Nacional de Productores y su Programa de Abastecimiento Institucional

Somos la Asociación de Productores Comunidades Unidas en Veracruz (Asopro Veracruz), una organización social que representa a más de 350 agricultores de áreas pequeñas, de los cantones de Pérez Zeledón y Buenos Aires en la región Brunca.

Para iniciar esta nota es necesario mostrando los antecedentes que muestran desde los años 80, como los ataques y desmantelamiento al Consejo Nacional de Producción (CNP) han generado una fuerte afectación a la base productora del país, la cual hoy todavía lucha por levantarse.

Hasta finales de los años 80, el CNP realizaba la compra y comercialización de los granos básicos producidos por los agricultores de todo el país. Una vez que sale el CNP de cumplir esta función, queda a la libre y es tomada posteriormente por los intermediarios (comerciantes) que, aprovechando la poca información y necesidad de los productores, ofrecían precios ruinosos. Por esta razón, nacen a partir de 1992 organizaciones como la nuestra, buscando una comercialización con un precio más justo para el productor.

Es importante aclarar que, el término intermediario o comerciante es un actor necesario, que de igual manera nosotros como organización lo realizamos; sin embargo, lo que no está bien es aprovecharse y marginar en gran medida a los productores.

Cuando iniciamos las operaciones de nuestra organización, se buscó la comercialización directa con la industria nacional, brindando siempre un valor agregado como lo era en ese entonces el secado y pre-limpieza del producto (frijol y maíz), lo que permitía ir ofreciendo al productor una diferenciación positiva en cuanto al precio de compra.

Las negociaciones con los industriales se fueron haciendo más complicadas con la apertura de mercados, nuevamente nos empezaba a asechar el fantasma de los precios bajos para la producción nacional, saliendo a relucir en cada negociación el tema de los precios internacionales. Esta situación nos llevo nuevamente a buscar soluciones, ya que de lo contrario la producción de frijol y maíz desaparecería de nuestro país.

Es por todo lo anterior que, hoy nuestro país produce únicamente el 20% del consumo interno de frijoles, razón por la cual levantamos la voz, pues unos cuantos quieren achacarle al sector agropecuario el desabastecimiento de alimentos que podríamos llegar a tener este año, a causa del COVID-19. No analizan que hace menos de 10 años, en cada cosecha nacional quedaban grandes cantidades de frijol sin comercializar, o vendidos a precios por debajo de los costos de producción.

En el 2012, la entonces viceministra de agricultura y ganadería Xinia Chaves, impulsó la creación de una marca de frijol nacional, que pudiera ser utilizada por cada organización existente en ese momento. Nosotros ingresamos de lleno en ese proyecto, mismo que nos permite mantener una gran cantidad de productores activos en la producción de granos básicos, actualmente.

Con el inicio de este proyecto debíamos recurrir al mercado que es nuestro por naturaleza, el mercado que tiene el Programa de Abastecimiento Institucional (PAI) en manos del CNP, y que hasta ese entonces era abastecido en su totalidad por producto importado. Con el PAI pudimos dar un primer paso, mientras nos fortalecemos y abrimos por nuestra parte el mercado directo a los anaqueles de los supermercados.

Con el paso de los años podemos decir que no ha sido fácil abrir mercado con un grano básico, compitiendo mano a mano con marcas posesionadas y de gran capital económico. Año a años hemos logrado aumentar los volúmenes de venta y hoy podemos decir que colocamos cerca del 60% de la producción de nuestros agricultores bajo esta modalidad, estabilizando los precios al productor, y buscando una mínima dependencia de la industria.

Todo esto lo estamos logrando gracias al comercio, que nos abre las puertas y cree en nuestra capacidad, y por supuesto a todas y todos nuestros clientes, que buscan y adquieren nuestro frijol. Pero un actor muy importante, y que debemos de reconocer todo su respaldo durante este tiempo es el CNP, que ha permitido llegar a más anaqueles en todo el país; a más comercios que ingresan nuestro producto en su infraestructura de venta directa o distribución, al estar inmersos dentro de la categoría de suplidores del PAI, generando un encadenamiento productivo muy alto.

Para nosotros ha cumplido el papel de “incubadora” en estos años de desarrollo, en este mercado que es de los pequeños y medianos agricultores. Que dicho mercado quedo excluido del TLC y que tiene mucho potencial de crecimiento y que en los últimos años se está recuperando notablemente.

En el caso del frijol, para el 2018 se colocaron 25.248 quintales; un años después pasó a 32.736 quintales y en lo que llevamos del 2020 ya se ha colocado más de 43.000 quintales, a través de muchas organizaciones como la nuestra, que representan una cantidad importante de agricultores. Esto demuestra que las cosas se están haciendo bien en el CNP, a través del PAI, donde sus funcionarios han realizado una muy buena labor en defensa de los productores.

Estamos claros que se debe mejorar, se le deben de asignar recursos, para un pago pronto y oportuno, buscando siempre la excelencia; pero lo que no podemos permitir JAMAS es la modificación del artículo 9 de la ley orgánica del CNP N°2035.

Instamos a las y los agricultores a que defendamos lo que aún es nuestro, a que velemos siempre porque avance a buen paso al servicio de los productores.

No nos dejemos llevar por los reclamos que han hecho en los últimos días personas resentidas y frustradas porque sus negocios no salieron como esperaban, y exigen sin razón alguna la compra de sus productos por parte del Programa de Abastecimiento Institucional, tomando una actitud egoísta para excluir a los pequeños agricultores que han luchado meses y años por tener ese mercado.

No permitamos ser engañados por personas que dicen estar de nuestro lado, como lo dice el señor diputado Wagner Jimenez, que se rasga las vestiduras por los frijoleros y ni siquiera lo conocemos, porque hasta la fecha nunca nos ha visitado, ni ha solicitado de primera mano información sobre las necesidades reales de los productores, y que con su propuesta piensa dejarnos sin el mercado institucional que maneja el PAI, dejándonos en plena desventaja con la industria y grandes transnacionales, que están al asecho para tomar un mercado cautivo que nos pertenece.

Cerramos esta nota indicando que, gracias a las entregas de diarios realizada por el Gobierno de la República, mediante el PAI a cada uno de los centros educativos del país, hoy hemos colocado en casi un 100% la cosecha nacional. De aquí a una nueva cosecha posiblemente se dependa de la importación de este grano para abastecer este y todo el mercado nacional, pero estamos incentivando la siembra y producción de frijol. Hoy nuestros más de 350 frijoleros están en sus fincas trabajando con amor para que en agosto, su cosecha se distribuya a nivel nacional y llegando hasta su mesa.

info@asoproveracruz.com

(506) 8406-0759

Somos productores y distribuidores autorizados para suplir el Programa de Abastecimiento Institucional por medio del Consejo Nacional de Producción.

Contamos con la certificación de Marca País, Esencial Costa Rica.

Frijoles Veracruz | 2020 Derechos reservados